1957

Dos personas con espíritu emprendedor, y procedentes del mundo de la automoción, D. Elías Quince Vigil y D. Óscar Fernández Ordoñez, deciden unir sus fuerzas y fundar una empresa dedicada a la fabricación de carrocerías para autobuses y vehículos especiales. En principio le dan por nombre Talleres Felicidad.

No es hasta el año 1969, aprovechando la construcción de una nueva y amplia factoría cuando la denominación societaria de la empresa se convierte en Carrocerías Ferqui, S.L.

Puede decirse que a mediados de la década de los 60, el desglose de actividad estaba dividido a partes iguales entre reparación de autobuses, fabricación de vehículos especiales tanto mixtos, como de especiales de diversos productos, así como la fabricación de carrocerías para autobuses y autocares de todos los tamaños y clases.

A partir de los 70

A partir de los 70 continua el afianzamiento de la sociedad en el sector del transporte de viajeros.

La construcción de carrocerías de autobuses goza de un fuerte crecimiento en detrimento de los vehículos especiales de mercancías, concretamente los que más relación tenían con el sector del mueble, frigoríficos, etc.

A mediados de los 70, salen al mercado una nueva generación con los motores colocados en la parte trasera, aumento de potencias, mejora de la suspensión. Al hilo de la mejora de los chasis, no es extrañar que se aproveche para abandonar el barroquismo de las líneas exteriores y hagan su aparición las carrocerías con diseños más estilizadas. Las empresas de transporte comienzan a ofrecer rutas de mayor alcance con mejores servicios para el viajero. Es la puesta de largo del autobús.

En los 80

A principios de los 80 se produce el lanzamiento del modelo Condal A. Con capacidad para 55 asientos, y sobre chasis con motor trasero.

Hasta mediados de los noventa. La actividad se desglosa en torno al 40 % destinado a carrocerías para autocares, de todos los tamaños, un 20% a vehículos especiales, y un 40 % destinado a la reparación de autobuses.

Los 80 fueron años de un fuerte crecimiento del sector en España. Quizás la década dorada del sector, en general.

En los 90

En 1991 se inaugura una nueva fábrica, en las afueras de Noreña.

Pero en el año 1993, la fuerte crisis económica que sufre España impacta en la marcha de la empresa. Obliga, por tanto, a replantearse la forma de crecimiento que la empresa venía adoptando desde su crecimiento.

Fruto de aquellas inquietudes, Ferqui comienza a exportar en el año 94. Alemania sería el primer destinatario de la primera unidad exportada.

La segunda mitad de los 90, es el afianzamiento de Ferqui en diversos países de Europa. Inglaterra, Holanda, Francia, Alemania, Grecia, Portugal, etc. Las exportaciones a finales de dicha década igualan a las ventas en el mercado nacional. A finales de los 90 Ferqui abandona la actividad reparadora y la fabricación de vehículos especiales. El 100 % de su actividad se dedica a la fabricación de carrocerías.

El nuevo milenio

Y llega el nuevo milenio, dónde se va a producir otro gran cambio en el modelo de negocio de Ferqui. Se apuesta por centrar, de forma gradual, la producción en carrocerías de tamaño medio y pequeño, con menoscabo de las de gran tamaño.

En 2005, Ferqui concluye el proceso, enfocado en la especialización de carrocerías para midibuses y minibuses.

En ése mismo año, se decide construir una fábrica en Turquía. En enero de 2008 comienza la producción.

El objetivo es abordar los mercados de los países limítrofes y del este de Europa.

La llama de la ilusión en fabricar mejores vehículos y el espíritu fundacional, continua.